Brands prioritise the use of water

Water covers 71% of the Earth’s surface, and it is estimated that some 70% of freshwater is used for agriculture. According to the FAO, one in five developing countries is expected to have water scarcity problems by 2030, which is why it is so important for us to become aware of the situation and start acting.

At Geneve Company, we support all brands that do their part in the area of sustainability. As a result, we want to give them the visibility they need to spread the word about the good work they do for our planet. Any help now is needed, and we must all realise what we have done to the Earth so that we can somehow remedy this wrong.

Industry currently consumes 20% of water, using it in refrigeration and transport and as a solvent in a wide variety of industrial processes. This liquid is essential for the origin and survival of the vast majority of life forms on our planet. Rivers are a crucial part of society – they help us irrigate crops and provide us with drinking water and an array of foods that humans need.

One of the watch brands that addresses this challenge with rivers is Oris. The watch manufacturer is continuing its mission to bring about Change for the Better through a partnership with Seoul KFEM, a member of the Korea Federation for Environmental Movements. The mission at Oris is to help clean, protect and restore the world’s water, the source of life. To do so, it launched the Oris Hangang Limited Edition.

“With every passing year, we grow more passionate about our mission,” says Oris Co-CEO Rolf Studer. “Conserving the world’s water is critical; it’s also possible if we work together. That’s the underlying message behind the Oris Hangang Limited Edition and every piece we create with our partners.»

The Oris Hangang Limited Edition watch supports a project in Seoul to clean up the mighty Hangang River in South Korea

The Hangang Limited Edition is a watch that brings attention to the difficulties facing the Hangang River. It is the second longest and most important river in South Korea, supplying water to Seoul’s 10 million residents. But years of neglect have left it dirty, polluted and in desperate need of restoration.

Rivers account for 2% of the total area of freshwater on the Earth’s surface

The watch is based on the high-performance Oris Aquis and shares the same function and performance profile. It comes with a 43.50 mm stainless steel case with a unidirectional rotating bezel for safely recording dive times.

Sales from the 2,000-piece limited edition watch will help fund the Hangang clean-up project

Based on the Oris Aquis diving watch, this limited edition supports the mission of Seoul KFEM to clean up, protect and restore the Hangang River

The deep green colour on the ceramic bezel and the dial are inspired by creek waters found at the source of the Hangang. The piece is powered by an automatic movement that also drives the watch’s small seconds and circular date window. The case back is engraved with a map of the course of the Hangang across Korea and the limited edition number.

«Menos es más»

Actuar como usuario responsable, favorecernos de ello así como beneficiar a nuestra comunidad y a nuestro planeta.

Esta era es sin duda la era de las emociones. Vivimos una cultura que predica de forma descarada que «mas es mejor», profecía del mismísimo capitalismo. Repetimos una y otra vez el mismo patrón: comprar, usar, desechar y volver a comprar. Todo ello con un único objetivo, alimentar nuestras emociones. Nos sentimos bien con nosotros mismos. Se siente bien la economía, las empresas y los gobiernos. Pero ¿Y la Tierra, cómo se siente?

Las empresas no van a dejar de producir, ni los humanos dejaremos de consumir. Esta conducta pasa su factura medioambiental ¿Cuál puede ser el antídoto? Actuar como usuario responsable. Comprar, usar, reparar y reciclar solamente cuando la vida útil ya no de mas de sí. Cuidar tus bienes como si no existiese la posibilidad de reemplazo. ¿Cómo podemos alargar la vida de nuestros bienes?

Comprar objetos duraderos es sinónimo de calidad, perfección, singularidad y distinción. Estos valores implican un alto valor, algo que una gran mayoría de la población no puede acceder. ¿Y si somos perseverantes, ahorramos y compramos bienes mas duraderos? A largo plazo el coste económico es menor que comprar bienes menos duraderos en repetidas ocasiones.

Reparar es un acto radical. Más radical es aún comprar productos con garantía de reparación, restauración y mantenimiento a largo plazo. Los bienes económicos y poco duraderos apenas vienen con instrucciones de reparaciones o mantenimiento. Quizás sea más sencillo desechar y reemplazar por algo nuevo. La reflexión que te invito a realizar es la siguiente: ¿Quiero comprar económico muchas veces? ¿O quiero comprar sólo una vez, más costoso pero perdurable en el tiempo?

Ambas decisiones son correctas, pero existe un consumidor que beneficia a la cultura del Capitalismo y un consumidor que beneficia a la cultura de «menos es más». Beneficia a la Tierra 🙂

Disfruta sea cual sea tu postura.
Anil.

Sofía Peñate

Filosofía Geneve

Simpática, cercana, dulce. Se sacude los nervios previos a la entrevista con un par de sonrisas y, ahora sí, me atiende con gran amabilidad. Así es Sofía Peñate Pérez, toda una veterana en la familia Geneve, pues lleva 30 años al servicio de la empresa, de los cuales, 15 los ha pasado entre perfumes, y el resto, bajo el “tic-tac” de los relojes.

¿Por qué relojes?
Me parece un mundo fantástico, que está en constante crecimiento, un lugar donde cada día aprendes algo. Empecé en el mundo de la relojería por trabajo. En un principio me ubicaron en perfumería, posteriormente, la empresa siguió creciendo y me pasaron a relojería… ¡Y yo encantada!

¿Qué tienen de especial?
¿Qué no tienen de especial? (sonríe). Lo que realmente me sorprende de un reloj es la cantidad de trabajo y de detalles que dan vida al mismo y que, por lo general, no vemos. Un trabajo de artesano, laborioso, complejo, pero realmente apasionante. Los maestros relojeros son auténticos virtuosos.

También tienen joyas…
Sí, tenemos un catálogo muy variado en Alta Joyería. Geneve es una compañía muy dinámica, cada temporada traemos novedades y las conjugamos con piezas más clásicas e icónicas.

Si tuviera que elegir joyas o relojes, ¿por qué se decantaría?
Me gusta también mucho el tema de la joyería, pero lo que realmente me fascina son los relojes. Soy muy relojera (risas).

Hablemos de Geneve, ¿Qué significa para usted?
Hombre, para mí Geneve es mi segundo hogar, te lo digo sinceramente. Los últimos 30 años de mi vida los he pasado aquí. Geneve forma parte de mi vida, de mi manera de ser, tengo muchísimos compañeros, lo es todo.

Sofía Peñate, Experta en relojes suizos y joyería en Geneve Company.

Estamos de celebración, Geneve cumple 30 años. ¿Qué es lo que más le ha marcado?
Mmmm (se lo piensa). Me pareció muy bonita la experiencia de ir a Suiza con Breitling. Fue una experiencia maravillosa. Poder ver la parte interna de los relojes, sus mecanismos, cómo fabricaban las correas… La verdad que para mí fue una experiencia muy bonita.
A lo largo de su trayectoria, habrá visto infinidad de relojes. ¿Recuerda alguno con especial mimo?
Sinceramente, soy muy de Omega, me gusta mucho Omega, pero la verdad, si tengo que nombrar alguno en especial… Me fascina mucho el IWC Perpetual Calendar. Aunque me encanta Omega, ¡eh! (lo remarca y ríe).
Explíquenos en qué consiste su actividad.
Un poquito de todo: o me vas a ver haciendo escaparates, o vendiendo, haciendo inventario…
¡Es usted un todoterreno!
Un todoterreno, sí (risas).
¿Algún “truquillo” para tener éxito de cara al cliente?
Para mí el truco que he aprendido en mi vida es la paciencia. El saber escuchar las necesidades del cliente es primordial. Aunque tú quieras vender una pieza, si no se ajusta a las necesidades del cliente, tienes un 80% de posibilidades de fracasar en esa venta. En cambio si escuchas al cliente, sus necesidades, lo que va buscando, tienes muchas más probabilidades de hacer la venta.
2019 y esto no para. ¿Cómo ve el futuro de la compañía?
Nosotros tratamos siempre de transmitir al cliente que nuestro objetivo es satisfacer sus necesidades. Nuestra base es la confianza de nuestros clientes y así llevamos ya 30 años. Hacemos un trabajo serio y responsable, pero con la calidez de una gran familia. ¡No nos cansamos de crecer!
¿Y el mundo de la Alta Relojería y Joyería? Las nuevas generaciones parecen apostar por los smartwaches…
Pienso que la persona a la que le guste verdaderamente la Alta Relojería sabrá transmitir esa pasión a sus descendientes. Los relojes siempre tendrán su generación, tanto los mecánicos como los automáticos. En mi opinión, el smartwatch tendrá una duración efímera.
Para finalizar. ¿Qué balance hace de su experiencia en Geneve?
Positivo. Como le he dicho antes, somos una gran familia. Todos los compañeros llevamos mucho tiempo juntos, nos conocemos, tanto las virtudes como los defectos (risas). Geneve, aparte de ser una gran empresa, es una gran familia.