Panerai Submersible

Officine Panerai came into being in 1860 in Florence when Giovanni Panerai opened his watchmaker’s shop on Ponte alle Grazie, an establishment which served as shop, workshop and the city’s first watchmaking school. Panerai is what is considered a watch manufacture, meaning that its timepieces are equipped with in-house mechanisms that it itself produces in Neuchâtel, Switzerland.

In subsequent years, the brand became an official supplier to the Royal Italian Navy, providing it with precision instruments such as its famous Radiomir and Luminor models used by Italian frogman commandos.

In 2021, Panerai’s collection of professional diving watches is being expanded with two new stainless steel models fitted with a ceramic disc on the rotating bezel that gives these new creations a sporty, powerful, contemporary look.

The two new Panerai Submersible models, which express all the power and personality of the brand’s professional diving watches, come with 42 mm cases, a size that remains true to Panerai’s DNA while being suitable for any wrist size.

The case measures 42 mm in diameter

The two new models are fitted with the OP XXXIV manufacture calibre, an automatic movement with a three-day power reserve, the company’s basic standard. Both watches have an AISI 316L stainless steel case incorporating the iconic crown guard and a unidirectional rotating bezel to display dive times. They are also both water resistant to 300 metres.

Robust, functional, resistant and with the immediately recognisable Panerai personality

The difference between the two new Submersible models lies in the colour schemes. The first, which is available at Geneve shops, combines the elegance of a blue ceramic disc around the dial and a blue rubber strap with the distinctively textured grey dial.

Meanwhile, the second features a dial, ceramic disc on the rotating bezel and rubber strap all in black and adorned with luminous white markers that are clearly legible in all lighting conditions and in complete darkness.

On both models, the small seconds hand, an essential feature for ensuring that the watch is running during a dive, is Panerai blue and rotates in the sub-dial located at 9 o’clock, balancing out the date window at 3 o’clock.

The Panerai Submersible in blue is already available at Geneve shops

The L.U.C XP Urushi Year of the Ox by Chopard

Jewellery and watches are what sell best on the Chinese market. Indeed, in 2018, the country accounted for 30% of spending in the luxury market, and this number continues to rise. Hence, major brands in the industry compete harder and harder to attract the attention of Chinese consumers.

Chinese travellers in Europe are important for tourism, because they are who buy most when travelling, since it is cheaper for them to buy in Europe than in China.

Chinese New Year (also known as the Spring Festival) is the most important celebration in the Asian country and in many of its neighbouring countries. This year will begin on 12 February 2021 and end on 31 January 2022. When celebrating Chinese New Year, those living in China often take holidays lasting anywhere between two weeks and a month and a half, making it the best time to travel to Europe to buy gifts for loved ones.

In this regard, Chopard is one of the major brands that participates in the festivities by coming out with new products. The Maison surprises connoisseurs again this year with a stunning, unique, elegant watch that embraces superior ancient Asian craftsmanship, the L.U.C XP Urushi Year of the Ox. It is a timepiece dedicated to the Year of the Metal Ox, an animal that, according to the Chinese horoscope, is favourable to harvests, wisdom and loyalty.

Its dial in Urushi, a special Asian lacquer made from the sap of the Toxicodendron vernicifluum tree, is crafted by Japanese lacquer masters to reveal a scene that evokes ancient labours, humble prosperity and timeless elegance. It also features gold, representing good fortune.

Urushi is an ancient Asian lacquering technique used for an array of items

The 88-piece limited edition has an in-house LUC 96.17-L movement that has been entirely developed, produced and assembled at the Chopard High Watchmaking workshops. This self-winding mechanical movement oscillates at a frequency of 28,800 vibrations per hour (4Hz) and has a power reserve of nearly 65 hours thanks to Twin technology, a system invented by Chopard combining two coaxial barrels.

The dial portrays the Metal Ox, the Chinese Zodiac sign of 2021

The undeniable centrepiece of this model is its dial, which is adorned with gold flakes that illuminate the background and shows the golden ox with straight horns harnessed to a cart made out of gold, mother-of-pearl and coloured lacquer.

The ultra-slim rose gold case measures 39.5 mm in diameter and 6.80 mm thick

Details of the watch

It boasts an 18-carat gold case and a crown in the same material. It is water resistant to 30 metres and set on a matte black alligator leather strap with hand-sewn matching tones. The timepiece indicates hours and minutes with a self-winding mechanical movement. Limited edition of 88 pieces.

At its heart beats a LUC 96.17-L movement

«Menos es más»

Actuar como usuario responsable, favorecernos de ello así como beneficiar a nuestra comunidad y a nuestro planeta.

Esta era es sin duda la era de las emociones. Vivimos una cultura que predica de forma descarada que «mas es mejor», profecía del mismísimo capitalismo. Repetimos una y otra vez el mismo patrón: comprar, usar, desechar y volver a comprar. Todo ello con un único objetivo, alimentar nuestras emociones. Nos sentimos bien con nosotros mismos. Se siente bien la economía, las empresas y los gobiernos. Pero ¿Y la Tierra, cómo se siente?

Las empresas no van a dejar de producir, ni los humanos dejaremos de consumir. Esta conducta pasa su factura medioambiental ¿Cuál puede ser el antídoto? Actuar como usuario responsable. Comprar, usar, reparar y reciclar solamente cuando la vida útil ya no de mas de sí. Cuidar tus bienes como si no existiese la posibilidad de reemplazo. ¿Cómo podemos alargar la vida de nuestros bienes?

Comprar objetos duraderos es sinónimo de calidad, perfección, singularidad y distinción. Estos valores implican un alto valor, algo que una gran mayoría de la población no puede acceder. ¿Y si somos perseverantes, ahorramos y compramos bienes mas duraderos? A largo plazo el coste económico es menor que comprar bienes menos duraderos en repetidas ocasiones.

Reparar es un acto radical. Más radical es aún comprar productos con garantía de reparación, restauración y mantenimiento a largo plazo. Los bienes económicos y poco duraderos apenas vienen con instrucciones de reparaciones o mantenimiento. Quizás sea más sencillo desechar y reemplazar por algo nuevo. La reflexión que te invito a realizar es la siguiente: ¿Quiero comprar económico muchas veces? ¿O quiero comprar sólo una vez, más costoso pero perdurable en el tiempo?

Ambas decisiones son correctas, pero existe un consumidor que beneficia a la cultura del Capitalismo y un consumidor que beneficia a la cultura de «menos es más». Beneficia a la Tierra 🙂

Disfruta sea cual sea tu postura.
Anil.

Sofía Peñate

Filosofía Geneve

Simpática, cercana, dulce. Se sacude los nervios previos a la entrevista con un par de sonrisas y, ahora sí, me atiende con gran amabilidad. Así es Sofía Peñate Pérez, toda una veterana en la familia Geneve, pues lleva 30 años al servicio de la empresa, de los cuales, 15 los ha pasado entre perfumes, y el resto, bajo el “tic-tac” de los relojes.

¿Por qué relojes?
Me parece un mundo fantástico, que está en constante crecimiento, un lugar donde cada día aprendes algo. Empecé en el mundo de la relojería por trabajo. En un principio me ubicaron en perfumería, posteriormente, la empresa siguió creciendo y me pasaron a relojería… ¡Y yo encantada!

¿Qué tienen de especial?
¿Qué no tienen de especial? (sonríe). Lo que realmente me sorprende de un reloj es la cantidad de trabajo y de detalles que dan vida al mismo y que, por lo general, no vemos. Un trabajo de artesano, laborioso, complejo, pero realmente apasionante. Los maestros relojeros son auténticos virtuosos.

También tienen joyas…
Sí, tenemos un catálogo muy variado en Alta Joyería. Geneve es una compañía muy dinámica, cada temporada traemos novedades y las conjugamos con piezas más clásicas e icónicas.

Si tuviera que elegir joyas o relojes, ¿por qué se decantaría?
Me gusta también mucho el tema de la joyería, pero lo que realmente me fascina son los relojes. Soy muy relojera (risas).

Hablemos de Geneve, ¿Qué significa para usted?
Hombre, para mí Geneve es mi segundo hogar, te lo digo sinceramente. Los últimos 30 años de mi vida los he pasado aquí. Geneve forma parte de mi vida, de mi manera de ser, tengo muchísimos compañeros, lo es todo.

Sofía Peñate, Experta en relojes suizos y joyería en Geneve Company.

Estamos de celebración, Geneve cumple 30 años. ¿Qué es lo que más le ha marcado?
Mmmm (se lo piensa). Me pareció muy bonita la experiencia de ir a Suiza con Breitling. Fue una experiencia maravillosa. Poder ver la parte interna de los relojes, sus mecanismos, cómo fabricaban las correas… La verdad que para mí fue una experiencia muy bonita.
A lo largo de su trayectoria, habrá visto infinidad de relojes. ¿Recuerda alguno con especial mimo?
Sinceramente, soy muy de Omega, me gusta mucho Omega, pero la verdad, si tengo que nombrar alguno en especial… Me fascina mucho el IWC Perpetual Calendar. Aunque me encanta Omega, ¡eh! (lo remarca y ríe).
Explíquenos en qué consiste su actividad.
Un poquito de todo: o me vas a ver haciendo escaparates, o vendiendo, haciendo inventario…
¡Es usted un todoterreno!
Un todoterreno, sí (risas).
¿Algún “truquillo” para tener éxito de cara al cliente?
Para mí el truco que he aprendido en mi vida es la paciencia. El saber escuchar las necesidades del cliente es primordial. Aunque tú quieras vender una pieza, si no se ajusta a las necesidades del cliente, tienes un 80% de posibilidades de fracasar en esa venta. En cambio si escuchas al cliente, sus necesidades, lo que va buscando, tienes muchas más probabilidades de hacer la venta.
2019 y esto no para. ¿Cómo ve el futuro de la compañía?
Nosotros tratamos siempre de transmitir al cliente que nuestro objetivo es satisfacer sus necesidades. Nuestra base es la confianza de nuestros clientes y así llevamos ya 30 años. Hacemos un trabajo serio y responsable, pero con la calidez de una gran familia. ¡No nos cansamos de crecer!
¿Y el mundo de la Alta Relojería y Joyería? Las nuevas generaciones parecen apostar por los smartwaches…
Pienso que la persona a la que le guste verdaderamente la Alta Relojería sabrá transmitir esa pasión a sus descendientes. Los relojes siempre tendrán su generación, tanto los mecánicos como los automáticos. En mi opinión, el smartwatch tendrá una duración efímera.
Para finalizar. ¿Qué balance hace de su experiencia en Geneve?
Positivo. Como le he dicho antes, somos una gran familia. Todos los compañeros llevamos mucho tiempo juntos, nos conocemos, tanto las virtudes como los defectos (risas). Geneve, aparte de ser una gran empresa, es una gran familia.